ESTUDIO MOIR es un estudio creativo especializado en Diseño Web, Branding y Fotografía donde la creatividad y la estrategia se unen para exprimir la esencia de tu marca

Inspirado por la luz, los colores y la brisa del mediterráneo

ESTUDIO MOIR nace en el barrio del Cabanyal, en Valencia, ofreciendo servicios de diseño integral de calidad excepcional a negocios de lifestyle, belleza y bienestar. Porque todos queremos conectar con nuestros clientes soñados a través de nuestra propia imagen de marca, elevándola al nivel que merecemos, ¿verdad?

Es tu momento.

¿Y quién hay detrás?

¡Hola! Soy Irene Morant, la mente creativa que hay detrás de ESTUDIO MOIR. Creo, diseño y potencio marcas a través de sus valores para que salga a relucir su auténtica esencia. 

¿Te ha pasado alguna vez que has tenido algo justo delante durante mucho tiempo y no has sido capaz de verlo? A mí me pasó lo mismo con el mundo del diseño. 

Desde bien pequeña me encantaba dibujar logotipos y pintarrajear tarjetas de visita que encontraba por casa sin saber muy bien por qué. Me fijaba en logotipos existentes y dibujaba variaciones de estos, o los creaba desde cero. Por supuesto, siendo tan pequeña no sabía que esto podía ser una salida profesional. Afortunadamente, algún tiempo y experiencias después lo descubrí. 

Resolver los problemas de los demás siempre ha estado en mi ADN. Llamémosle instinto, pasión o empatía.

Cuando supe que podía ayudar a resolver problemas a través de la
creatividad y el diseño mi vida cambió por completo.

Y esto se refleja en los proyectos en los que he tenido el honor de trabajar en los últimos años.

Desde que tengo uso de razón he visto a mi padre levantar su negocio con pasión, ilusión y esfuerzo, y esto me enseñó que es muy necesario sentir amor por lo que haces. 
Así que siempre he sabido que llegaría el momento de emprender. Quizá 2020 no era el mejor año para hacerlo…o sí. Algo dentro de mí me empujó a dar el paso. Sentía incertidumbre, dudas y miedos, pero las ganas de dibujar mi propio camino se pusieron por delante y me lancé a la aventura.

Desde entonces, he trabajado con diferentes marcas de diferentes sectores y me he convertido en la socia creativa que estos negocios necesitan. En esa persona en la que el cliente confía, porque cada decisión de diseño se toma teniendo en cuenta a la audiencia, porque absolutamente cada paso que damos en el proceso de diseño lo damos de la mano, y porque mi implicación con cada proyecto es tal que sentirás que estás trabajando con una persona a la que le importa tu negocio. Porque verdaderamente me importa, y mucho

“Creo que los negocios que valoran el diseño siempre irán un paso por delante del resto.”

MI LEMA

3 puntos de inflexión en mi vida

Mi emprendimiento empezó de forma simultánea con una oportunidad laboral en una agencia global de Nueva York. Este trabajo me ha permitido trabajar con grandes marcas como Ralph Lauren, Meta y L’Oreal entre otras, a la vez que aprender a trabajar de una manera eficiente, responsable y creativa. Gracias a esta oportunidad he podido cumplir uno de mis grandes sueños: vivir una temporada en la gran manzana como una auténtica neoyorkina. 

MOSTRAR MENOS

Si tuviera que destacar uno de mis proyectos, este sería: Sororidad Creativa. Cursando mi último año en la universidad empecé a buscar prácticas me fijé en que la mayoría de altos cargos de estudios de diseño eran hombres. Sin embargo yo, durante mis años de estudios, había estado rodeada de mujeres. ¿Qué pasa entonces con las mujeres creativas? De esta pregunta surgió mi trabajo de fin de grado. 

Sororidad Creativa es una investigación gráfica sobre el papel de la mujer en la industria creativa en España.

MOSTRAR MENOS

Tal vez emprender en 2020 no era la mejor idea, ya lo comentaba antes. No solo por la situación que estábamos viviendo – que también – si no por que yo, en Junio de 2020 tenía 21 años. Con 21 años, lógicamente, todavía no había presentado mi trabajo de fin de grado y no tenía más experiencia laboral que las prácticas que hice durante mis años de estudios. 
Pero yo sabía que tenía que hacerlo y a día de hoy, sé que ha sido la mejor decisión que pude tomar. Los inicios fueron complicados, hay muchas cosas que no se aprenden en la universidad y tuve que enfrentarme a situaciones que nunca imaginé, pero gracias a esto he aprendido y he ido mejorando mis procesos hasta conseguir lo que tengo hoy: un proceso creativo eficiente, claro y 100% funcional. 

MOSTRAR MENOS

© 2022 ESTUDIO MOIR. Todos los derechos reservados.